21 marzo 2008

Grito, siento, soy.



Siento frío, le temo al tiempo, escucho al viento pasar. Gritaría si pudiera, pero el silencio nunca calla, y como pasa el tiempo, nunca puedo más. Grito y siento, como le gritaría al sol, y el viento que no para al tiempo con el paso que siempre siento. Al brazo la cartera, siempre resguardando su esquina, Consuelo la llamaban, ella vivía en su sueño femenino de la digna mujer. Siempre atenta al tiempo cuando el viento no escuchaba el sentimiento atento prosedía con su felicidad. Transcurría el tiempo con la mirada del momento, ella siempre digna prosedía en su caminar...